Multitud de factores han convertido a la Mesa de los Santos en uno de los lugares predilectos de los bumangueses y quienes visitan a Santander.  Tal vez sea su clima benigno, cálido durante el día y fresco en la noche, bajando hasta los 12 grados… o las suaves brisas que continuamente recorren la ondulada superficie sobre la que se asientan multitud de parcelas y villas recreacionales.

Tal vez sea el contraste entre los agrestes riscos verticales que, convertidos en miradores naturales asoman al Cañón del Chicamocha, y la generosa tierra que, pacientemente trabajada por la mano del hombre, ha pasado de ser estériles pajonales a fértiles cultivos que producen, entre otros, uno de los mejores cafés gourmet del mundo.

La Mesa es una tierra de contrastes, donde conviven las más grandes granjas avícolas, haciendas de ganado, criaderos de caballos de paso fino, huertas de cultivos orgánicos, viveros de orquídeas, entre otros, con los más exclusivos conjuntos y villas habitacionales de las familias que han encontrado en este rincón de la geografía su lugar ideal de descanso.

No en vano fue el último refugio de los ancestros guanes que poblaban la región y que prefirieron la extinción antes que el sometimiento a los conquistadores, dejando como legado numerosas inscripciones o petroglifos, visibles en los senderos y caminos que bordean la Mesa hacia el Cañón, en cercanías al municipio de Los Santos.

La extensa planicie de casi 20.000 hectáreas es también escenario ideal para la práctica de toda clase de actividades, desde el hermoso campo de golf en Casa de Campo, con mirador hacia el Cañón del Chicamocha, hasta los deportes náuticos como regatas, ski y vela que se practican en los lagos de los clubes Acuarela y Casa de Campo. Sin olvidar, claro está, la aventura y adrenalina que caracteriza a Santander: agrestes parajes ideales para practicar parapente, ciclismo, cuatrimotos, caminatas, rappel, escalado en roca. O simplemente para descansar y disfrutar con la familia en los numerosos estaderos, restaurantes y variadas formas de hospedaje campestre…

Muchos motivos, un solo destino: la Mesa de los Santos, que una vez se conoce, se lleva por siempre en el corazón.

Hacienda El Roble

Aquí se cultivan 300 hectáreas con variedades de café orgánico, de un sabor y aroma tan único y especial que es considerado el mejor café gourmet del mundo. Un frondoso bosque es el escenario perfecto para el avistamiento de aves.

Huerta Biológica

En total armonía con la naturaleza y el medio ambiente, sin emplear fungicidas, pesticidas ni fertilizantes químicos, productos totalmente orgánicos son cultivados combinando técnicas milenarias con modernos sistemas de riego y cultivo, que le han valido certificaciones biológicas internacionales.

Acuarela

En torno a un lago de 52 hectáreas se encuentra una completa infraestructura para la práctica de deportes náuticos, hotel con centro de convenciones, parcelas vacacionales, campos para la práctica de deportes al aire libre y toda clase de actividades recreativas.

Casa de Campo

Aquí se cultivan 300 hectáreas con variedades de café orgánico, de un sabor y aroma tan único y especial que es considerado el mejor café gourmet del mundo. Un frondoso bosque es el escenario perfecto para el avistamiento de aves.

Mercado Campesino

En este ecológico espacio construido principalmente en adobe crudo moldeado, los pequeños agricultores comercializan los frutos de su tierra para propios y visitantes. Cuenta con locales, capilla, zona infantil, baños  y mirador hacia Acuarela. Contigua se encuentra la zona rosa de Tocaregua, con bares y variados locales para diversión.

Vinícola Viña de Aldana

Al mejor estilo del enoturismo, en este sitio los visitantes podrán conocer el proceso de la uva, variedad Isabela, desde su cultivo y tratamiento para producir un delicioso vino, hasta la catación de la noble bebida.

Mi Colombia Querida

Este parador turístico con buena oferta de restaurantes, café bar, heladerías, dulcerías y artesanías, es una réplica en miniatura de parte de la idiosincracia que caracteriza a los pequeños pueblos de Santander.

La Plazuela

Como parte de la infraestructura que sirve de punto de partida y llegada del Teleférico en la Mesa, que le une con el Parque Nacional del Chicamocha, esta es la representación de un pueblito santandereano. Cuenta con amplio parqueadero, capilla, restaurantes y tiendas de variedades. Alrededor se encuentra una completa zona turística y gastronómica.

Los Santos

Esta población es el punto de partida hacia numerosos atractivos de la Mesa, como el calendario guane, los pictogramas indígenas, y miradores naturales hacia el Cañón, entre otros.

2017-05-08T20:17:45+00:00
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Instagram