A sólo 96 kms. de Bucaramanga, nos espera San Gil, “la Perla del Fonce”, rodeada de naturaleza, tradición e historia, y es, en sí misma, una invitación a la aventura. Basta con observar su particular trazado urbano, luchando por vencer la ruda topografía, recostada entre una estrecha franja surcada por el caudaloso río Fonce, sobre las estribaciones de la Cordillera Oriental. Sus empinadas calles, en su gran mayoría recubiertas en piedra, finalizan su recorrido sobre un malecón turístico que bordea al Fonce, y en el que es posible contactar a las agencias operadoras de los deportes extremos que se practican en inmediaciones.

Y es precisamente por esta estratégica ubicación, en el único paso posible entre el interior del pais y el oriente colombiano, que San Gil es cruce obligado de caminos y encrucijada vial hacia toda la región y las provincias guanentina, comunera y de Vélez, las  más privilegiadas en escenarios para las actividades de vértigo. Por ello es reconocida a nivel nacional como la “Capital de los deportes de Aventura” . Modalidades como el canotaje o rafting y el kayaking sobre las aguas del río Fonce, cabalgatas, caminatas ecológicas, espeleísmo en cuevas como la del Yeso y de la Vaca en Curití, o del Indio en Páramo, torrentismo en Juan Curí, rappel, bongie jumping, paint ball y parapente, son practicados en los municipios vecinos. Para ello, desde el “Terminalito”, cercano al mercado central, prestan sus servicios las empresas de transporte, con buena frecuencia de rutas hacia todos los destinos.

Pero la Perla del Fonce no es solo el paso obligado hacia estas poblaciones. San Gil es una ciudad vibrante que brilla por su dinamismo. Una moderna y creciente infraestructura hotelera que conjuga las bondades de un cálido alojamiento con la operación de actividades de aventura, se complementa con la exquisita gastronomía, con variedad desde la afamada sazón típica santandereana hasta la comida fusión, para atender la gran afluencia de turistas, que se incrementa especialmente en puentes y vacaciones. En su zona céntrica se conserva un aire colonial, al punto que su centro histórico fue declarado Monumento Nacional hace más de 40 años.

Naturaleza, aventura, historia, pueblos coloniales, modernos hoteles, clima ideal… Muchas razones, un solo destino:  San Gil, principal ciudad del centro-sur de Santander.

2017-05-08T20:18:07+00:00
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Instagram